Reserva de la Biósfera de los Tuxtlas

reserva-de-la-biosfera-de-los-tuxtlas-en-veracruzDentro de los límites del área protegida Los Tuxtlas existen 121 comunidades establecidas legalmente, cada una con menos de 1.000 habitantes excepto Sontecomapan que tiene más de 2.000. El total de personas que viven dentro de los límites del área natural protegida es de 25.447, según el conteo del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI 1996). Sin embargo, la población total de los ocho municipios, de los cuales parte de su superficie pertenecen a la reserva, es de 335.315 habitantes, quienes ejercen una fuerte presión sobre la misma.

Las comunidades de Soteapan, Mecayapan, Tatahuicapan y Pajapan con más de 2.000 habitantes cada una se ubican fuera del límite sur inmediato de la reserva. Al oeste, fuera del área protegida se encuentran tres de las ciudades con mayor número de habitantes, San Andrés Tuxtla con 54.043 habitantes, Catemaco con 22.965 habitantes y Santiago Tuxtla con 15.500 habitantes (INEGI 1996).

Los municipios de San Andrés Tuxtla, Santiago Tuxtla y Catemaco concentran más del 80% de la población total de los siete que integraban la región en 1995. Además éstos tres municipios tiene los niveles más altos de densidad de población, en donde San Andrés Tuxtla representa el valor más elevado (149 hab/km2). Sin embargo, municipios como Mecayapan y Soteapan con menor densidad poblacional 43,4 y 54,7 hab/km2 respectivamente, presentan una tasa de crecimiento media anual mayor (4,40 y 4,50) inclusive a la reportada para el estado (1,58 El 85% de las actividades productivas corresponden a la ganadería y la agricultura). El 13% de las activideades le corresponde a los servicios, tales como el turismo en pequeña escala, el transporte, el comercio y la construcción. Finalmente el 2% de las actividades le corresponde a las industriales, tales como las tabacaleras y las fabricas de bebidas gaseosas (SEMARNAT-RBLT 2001).

Durante la década de los 50 se dio una vertiginosa expansión de la ganadería en la región de Los Tuxtlas, principalmente al formarse grandes ranchos privados. Se incrementó dramáticamente durante las últimas tres décadas, cuando se transforma en la actividad primaria preponderante de los ejidos, es decir, la ganadería remplazó a la agricultura. Las políticas económicas regionales han acelerado este proceso básicamente mediante el apoyo a programas de desarrollo ganadero.

En el territorio de la reserva se estima una superficie de 86.739 ha dedicadas a pastizales para la ganadería. La mezcla de políticas públicas (colonización, repartición de tierras y créditos) así como patrones productivos y prácticas culturales, de influencia externa principalmente, determinaron que el uso de suelo para fines ganaderos se fuera imponiendo en la región. La tasa de crecimiento promedio anual desde la década de los 60 hasta 1990 fue de 180% y a partir de 1990 hasta 1995 fue de 26% anual. El tipo de ganadería extensiva es predominante tanto entre pequeños propietarios como entre ejidatarios (SEMARNAP- PRODERS 1997).

Aproximadamente el 53% de la población económicamente activa se dedica a la producción de maíz, los agricultores en su mayoría poseen terrenos bajo régimen de propiedad ejidal, con superficies promedio de 1,5 ha. Este cultivo tiene una amplia distribución en toda la región, destacando, en el caso de los municipios de la reserva: Soteapan, Tatahuicapan, Pajapan, Mecayapan y San Andrés Tuxtla.

Regionalmente el cultivo de caña de azúcar posee importancia en algunos municipios comprendidos dentro de la reserva, como Angel R. Cabada, San Andrés Tuxtla y Santiago Tuxtla. Los cultivos de caña de azúcar tienen una extensión de 5.000 ha en la reserva, principalmente en el extremo norte de la zona noroccidental. Esta actividad ha sufrido recientemente una baja importante en su producción por cuestiones de mercado y precios, lo cual ha ocasionado la migración de campesinos hacia los Estados Unidos de Norteamérica en busca de opciones de trabajo.

En la región existe una zona dedicada tradicionalmente a la producción de tabaco que se encuentra entre las ciudades de San Andrés Tuxtla y Catemaco. La superficie en la primera mitad de los años 90 llegó a ocupar hasta 2.500 ha, sin embargo, a partir de 1997 se ha verificado un crecimiento paulatino de esta actividad, compitiendo por superficies dedicadas a cultivos básicos y a la ganadería.

Turismo

Se estima que anualmente podrían estar visitando la región de Los Tuxtlas más de 500.000 turistas, lo cual representa el 10% del turismo estatal (INEGI 1996). El turismo es fundamentalmente nacional (98%), no obstante la publicidad ocasionada por la industria fílmica nacional e internacional, podrían asegurar un mayor flujo de visitantes extranjeros. La actividad turística se realiza principalmente en las ciudades de San Andrés Tuxtla, Santiago Tuxtla y Catemaco, también en lugares cercanos a esta última como Nanciyaga y Coyame, Sontecomapan y la Barra de Sontecomapan. En la costa algunas poblaciones del municipio de San Andrés Tuxtla, tales como Playa Escondida, Monte Pío, Arroyo de Lisa y Toro Prieto son utilizadas para la actividad turística a baja escala, pero tienen gran potencial para un mayor desarrollo bien planeado.

Recientemente se ha comenzado a promover el turismo alternativo por parte de grupos organizados por personas de comunidades rurales y operadores de servicios turísticos, de las ciudades de San Andrés Tuxtla y Catemaco. La promoción de la modalidad del ecoturismo campesino ya se presenta en los ejidos Adolfo López Mateos y Sontecomapan en el municipio de Catemaco. Las playas de los municipios de Tatahuicapan de Juárez (Peña Hermosa), Mecayapan (Perla del Golfo y alrededores) son probablemente las que actualmente tienen el mejor tipo de playas para el desarrollo del turismo alternativo que se plantea para la reserva y la zona de influencia. El medio de transporte más común a los diferentes lugares turísticos de la región, son las camionetas de servicio publico llamadas “piratas”, éstas se pueden abordar desde la ciudad de Catemaco. Otra alternativa es realizar el viaje en un automóvil tipo “todo terreno”. El sistema de caminos entre las comunidades es bueno, pero solo algunos tramos están asfaltados, mientras que la mayoría son caminos de terracería.

La mayor parte de los turistas que llegan a los destinos que ofrece la región de Los Tuxtlas son pobladores de la región, procedentes de las ciudades de Minatitlán, Acayucan y Coatzacoalcos. Otras personas viajan de la ciudad de Veracruz y el Distrito Federal en autobús o automóvil particular. Los turistas son en su mayoría familias y grupos de excursionista que visitan la zona los fines de semana y en periodos vacacionales. Otro tipo de turistas aunque menos documentado son los observadores de aves, por ser ésta zona especialmente diversa y rica en especies migratorias como Passerina cyanea, Empidonax flaviventris, E. minimus, Polioptila caurulea y Parula americana por mencionar algunas.

Las vías de acceso al área protegida son por la carretera número 180 que va de Veracruz a San Andrés Tuxtla, y la carretera que comunica de Catemaco a Coyame. La infraestructura en la región es de buen nivel en las ciudades aledañas a la reserva, como San Andrés Tuxtla, Santiago Tuxtla y Catemaco, en ellas se pueden encontrar hoteles de excelente calidad con todos los servicios (de comunicación, alimentos, transporte y servicios médicos). En las comunidades que se encuentran dentro del área protegida, la infraestructura hotelera, casas de huéspedes, cabañas y sitios para acampar son más modestos, pero también cuentan con los servicios básicos como son baños, alimentos, agua y en algunos casos con servicio de guías. Muchos de los servicios que ofrecen las comunidades son del tipo de ecoturismo, donde se rescatan los valores tradicionales, culturales, escénicos y las formas de vida rural en la región. El trato de las organizaciones campesinas con los turistas es personal y se puede aprender mucho de su forma de
vida, de cómo ven la naturaleza y lo que representa para ellos como una fuente de desarrollo alternativo.

En cuanto a los ingresos generados por la actividad turística dentro de la reserva Los Tuxtlas, no existen registros de las ganancias obtenidas por los grupos organizados que prestan este servicio.

La Dirección de la reserva no recibe ninguna cantidad de dinero por el concepto de operación de los servicios turísticos. Sin embargo, la Dirección de la reserva actualmente trabaja en proyectos de ecoturismo comunitario, desarrollando cursos de capacitación y promoción.

Fuente: parkswatch.org

Related posts

Leave a Reply

Security Code: